Reseña: Milo









Título: Milo

Saga: Hijos de la oscuridad
Autor: Diego Gualda
Editorial: Urano (Sello Puck)
Paginas: 239
Sinopsis: Es el último año de escuela para Zoe y ya tiene suficientes problemas: su madre desapareció sin dar explicaciones y su padre trabaja demasiado, en un empleo por cierto misterioso. Para peor, las matonas del colegio le hacen la vida difícil y se duerme en clase. Su único apoyo es su amigo Christian, un muchacho bonachón y bastante "nerd". Como toda chica buena -aunque conflictiva-, Zoe acabará por enamorarse del chico equivocado: Milo, un galán con un estilo de otros tiempos, que luce como Jemes Dean pero canta en una banda de rock experimental y maneja un Cadillac descapotable. Claro que el seductor Milo, que hará todo lo posible para conquistar a la ingenua Zoe e involucrarla en un romance peligroso, tiene segundas intenciones e intereses macabros. El muchacho esconde un secreto oscuro y sangriento. Es un hijo de la oscuridad.
Gracias al autor y a ediciones Urano por el ejemplar!




Para empezar, voy a aclarar que las historias de vampiros no son exactamente mi lectura favorita, pero por alguna extraña razón, necesitaba darle una oportunidad a este libro.


Milo es la primera parte de “Hijos de la oscuridad” y nos introduce en el mundo de Zoe, una adolescente común y corriente, algo nerd, y que pasa completamente desapercibida entre el resto del mundo.


La verdad es que no pude conectarme mucho con Zoe, su evidente falta de personalidad, de la mano de sus muchas idas y vueltas me resultaron bastante chocantes, así que decidí que, bajo mi punto de vista, la protagonista era el punto débil de la historia.


Además de una vida adolescente bastante sosa, Zoe tiene asuntos de los que se encarga en secreto, como de buscar en Internet cualquier pista que pueda ayudarla a encontrar a su mamá, que varios años atrás desapareció dejándole solo una nota. Como si fuera poco, vive con un padre que está constantemente viajando a causa de un trabajo que ella desconoce, y para que su vida se complique un poco más, ahora deberá enfrentarse al que quizás sea el mayor peligro de su corta vida: Milo.


Milo es el chico malo de la escuela, el que viste de negro y canta en una banda de rock pesado. El chico al que la mayoría parece temer hace que a Zoe se le caigan varios suspiros, y va a acercarse a ella con motivos nada románticos. Debajo de esta extraña relación que van a comenzar, se esconden secretos perversos, hambre de renovación y un par de colmillos afilados.


Milo es un vampiro diferente a lo que me hubiese imaginado como protagonista de un libro, y eso es definitivamente algo que le suma bastantes puntos a esta hora. Milo no es la clase de vampiro a la que uno le teme cuando lee, pero tampoco es el vampiro que se enamora de la mortal y quiere vivir con ella para siempre y VIVA EL AMOR!! No no.
Milo hace que la historia esquive el roce de cliché que parece tener al comienzo y convierte la trama en algo atrapante, con un baño de misterio y ese aire oscuro y perverso que me encanto leer.


Esta es una historia de vampiros diferente, con un protagonista que de perfecto no tiene ni las pestañas y una protagonista que todavía parece no haber encontrado su lugar en el mundo. Narrando desde una tercera persona, el autor nos acerca a todos los personajes que, bien argumentados y siguiendo una linea de personalidad (menos Zoe), cumplen un papel específico del que no se salen en ningún momento.


Voy a destacar las comparaciones que se hacen constantemente durante todo el libro. Es una elección personal, puede que a algunos les guste y a otros les canse, pero a mi me pareció super divertido que se comparen situaciones del libro con escenas o personajes de cualquier serie,película u obra literaria, que en más de una ocasión hicieron que se me escape una sonrisa.

"Y si ves la imagen cuadro por cuadro, podrás ver el momento exsacto en el que se le rompe el corazón" la voz de Bart Simpsons en aquel Día de San Valentín le retumba en la cabeza. Necesita descargar toda esa furia de alguna manera, lo sabe."


Mi personaje favorito fue Christian, el mejor amigo de Zoe. Christian es un nerd orgulloso y ame la forma en la que participa en la trama. Su personaje es fundamental y es, en la mayoría de los casos, quien cita todas las comparaciones a las que me refería en el párrafo anterior. Es dulce, definitivamente el mejor amigo del mundo e interesantemente divertido. En líneas generales, me pareció genial.


La pluma del autor es sencilla y la historia no deja nunca de avanzar. Tuve problemas con el comienzo. La trama no terminaba de convencerme y me costo muchísimo continuar hasta que, no se en que momento paso, me absorbió por completo y termine en libro casi sin darme cuenta.


El final es como deben ser los finales que tienen una continuación. Te deja ese sabor amargo por saber que la continuación todavía no esta publicada, y una ansiedad que te abre la imaginación a lo que podría pasar después de ese final.


No tengo mucho mas que decir. Voy a bajarle medio punto por el problema de “aceptación” que tuve con el comienzo, que se me hizo un poco largo” y otro medio punto por la protagonista, que no termina de convencerme.
Les recomiendo que le den una oportunidad a este autor Argentino y a esta primera parte de una historia que promete muchísimo.



PUNTUACIÓN: 4/5

Taxi, siga a ese murciélago!


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

INSTAGRAM FEED

@unmillondeemociones