Las ventajas de la infancia

17.7.13


Quisiera volver a tener cinco años. Quisiera escaparme a la hora de la siesta y cruzar por el agujero del alambrado al patio de al lado para jugar con la vecina. Quisiera volver a hacer competencias de “Quien tira la piedra más lejos”.
Quisiera preocuparme por que me olvide de sacar las fotocopias para el colegio, o porque mi mejor amiga se fue de vacaciones y no la voy a ver. Quisiera escuchar música, cantar, bailar, gritar, reírme sin parar… quisiera simplemente desconectarme del mundo, y no pensar.
Quisiera poder conectarme con la persona que algún día fui, poder disfrutar de cualquier momento sin siempre arruinarlo buscando el lado negativo. Quiero tener ese brillo en los ojos Característico de una persona feliz. Quiero sentir mariposas en la panza, ya sea por amor, alegría, adrenalina, o emoción. Quiero tener ganas de hacer cosas nuevas, quiero relajarme completamente aunque sea un ratito, quiero no desconfiar, quiero solo pensar en positivo. Pero simplemente no sé cómo hacerlo.
A veces nos alejamos tanto de la persona que en realidad somos que nos perdemos dentro del tiempo y el espacio, sin saber para que servimos, si tenemos una misión en la vida. Nos levantamos a la mañana para cumplir nuestra rutina y volvernos a acostar a la noche. Sin una motivación, sin un objetivo claro, sin una meta por la cual correr.
Mi verdadero yo está en algún lugar muy profundo dentro de mí. Escondido, metafóricamente acurrucado y comiéndose las uñas, temiendo por la persona en la que me he convertido.
¿Podre encontrarlo? 

Pequeños pero gigantes

14.7.13


Basta con un simple momento para hacer desaparecer de un plumazo todos nuestros malos sentimientos. Basta con un simple momento para sonreír como si no existiera algo en todo el universo capas de arruinar lo que nos pasa, basta con un simple momento para ser feliz.
Sonreír no cuesta nada, pero hace tan bien. Podemos llorar un mes entero, pero al primer momento de felicidad lo olvidamos todo, solo tenemos lugar en nuestro cerebro para canalizar esa sensación y tratar de corresponder.
Ante un simple momento de felicidad, sonreír ampliamente, disfrutarlo al máximo, valorarlo, y no arruinarlo, porque no sabemos cuánto demorara en venir otro igual.

Carpe diem

13.7.13


*Y cuando nada quedaba en pie, cuando todo estaba perdido y las esperanzas de recuperarlo  se habían consumido, El le juro su amor. Pero a las palabras siempre se las lleva el viento…. Ya era demasiado tarde. 

La bruja a veces soy yo.

11.7.13


Una crece pensando que es la protagonista de una historia. Cree ser la bella princesa de un cuento de hadas, piensa que en algún momento aparecerá su príncipe azul a rescatarla de su cruel mundo y serán felices por siempre. Obviamente también deliramos con la idea de que la bruja malvada aparecerá en algún momento a intentar separarlos, que usara todas sus artimañas para conseguir el amor del príncipe. La bruja es capaz de cualquier cosa, pero al final del cuento, es derrotada y el amor verdadero triunfa gloriosamente dejando un lindo cartel de “Felices para siempre”
Mi cuestión es la siguiente: Que tal si crecimos engañados? Existe una gran posibilidad de que los roles hayan sido cambiados y que en realidad la bruja sea la princesa, y la princesa sea la bruja.
Pongámonos a pensar por un momento que tal vez no somos esa princesa. Que en realidad somos la bruja malvada metiéndose y destrozando otra historia de amor, otro cuento, completamente ajeno a nosotros y diferente al que pensábamos vivir.  Infinidad de sensaciones me atraviesan de solo pensar en esa posibilidad de ser esa bruja. No es lo que una sueña, para nada. La bruja malvada es la que se convierte en dragón al final de la mayoría de las historias románticas de fantasía, es la que lucha por romper un vínculo, la que lanza sus llamas para terminar con todo el color rosa y quedarse con el príncipe. Tal vez tenerlo prisionero y obligarlo a fingir amor. Pero siempre, revisen todos los cuentos, SIEMPRE! La bruja transformada en dragón es derrotada, una metafórica lanza atraviesa su corazón y la princesa se queda con el príncipe.
No soy la princesa. Me declaro la bruja en esta historia. Y si este es el final pactado para mi cuento, prefiero retirarme y dejar el papel abierto. Prefiero alejarme de esta historia horrible en la que pase a ser la mala. Prefiero crear mi propio cuanto donde tal vez haya una historia aburrida de soledad, pero en ella, mi corazón seguirá intacto por haber esquivado la lanza.

Una verdad.

9.7.13


Felicidad no es simplemente una palabra, como tampoco coincide con la definición que todo el mundo le da equivocadamente.  Mayormente pasamos gran parte de nuestras vidas buscando la felicidad, y no nos percatamos de las grandes cosa que vamos dejando en el camino, como la sonrisa de un ser amado,  las palabras de afecto de la persona que queremos, El abrazo de un amigo, o la caricia de un hijo. Hay tantas cosas por las cual declararnos felices, pero en vez de eso no nos percatamos de la enormidad de estos actos y continuamos ignorándolos buscando la tan nombrada “felicidad” La felicidad no existe, aunque suene cruel. Felicidad, son momentos esporádicos en los que sentimos que el corazón se nos desborda de tanta alegría, es ese momento pequeño que nos ilumina el alma, pero que tan pronto como comienza, acaba. Ser feliz significa vivir el dia a dia, dispuestos a no perdernos ningún detalle, dispuestos a valorar las cosas que tenemos, y darles la grandeza que le corresponde. Ser feliz significa caminar con el corazón en la mano, significa enfrentarse a las cituaciones mas dolorosas de la vida y poder comprender que asi es como deben ser la cosas, todo ser humano necesita ser derrotado, necesita caer las veces necesarias para poder abrir los ojos y comprender lo que significa la felicidad. No hay sensación de felicidad si antes no hubo dolor, y no hay orgullo sin sacrificio, asi que si en este momento te encontras triste, si sentís que tenes el alma devastada, si crees que no vas a poder levantarte, pensalo de nuevo. Porque todo lo que te este pasando, significa que estas mas cerca de poder comprender los conceptos correctos, y ser feliz verdaderamente, con todo lo que eso implica. 

Sin pensar.


Nunca es el momento justo para hacer lo que queremos. Nunca llega ese segudo que frena y paraliza el tiempo y el espacio para que podamos actuar. Nos pasamos la vida entera tratando de buscar el lugar correcto para encajar las piezas que hacen falta, y sin embargo, por mas que todos nuestras energías estén concentradas en ello, simplemente no lo hacemos. “Las grandes decisiones no se toman a la ligera” es lo mas común de oir en este mundo donde sobrevivimos. Pero si es asi, hay acaso alguna posibilidad de tomar decisiones? Cuando se trata de algo realmente importante, aparecen millones de obstáculos, frenándonos, paralizándonos por completo ante lo que debemos hacer. Excusas y mas excusas que nos vuelven incapaces de fortalecernos para luchar por nuestros sueños, por nuestros mayores objetivos, por nosotros mismos. Si no nos tomamos las cosas a la ligera, podremos alguna vez hacer lo que en verdad queremos en lugar de lo que corresponda, o lo que mas agrade a los demás, o lo que a menos personas lastime? El impulso es una fuerza interior, una de las fuerzas humanas mas poderosas dentro de nuestra psiquis. Es una energía capaz de traspasar cualquier barrera, cegarnos por completo y actuar. Verdaderamente actuar.
Ser impulsivo no es un defecto. Ser impulsivo es lo que te lleva a encontrar las respuestas, es lo que te lleva a conseguir lo que viniste a buscar a este mundo. Ser impulsio te ayuda a mostrarte tal cual sos, y dejarte a simple vista cuales son las personas en las que si podes confiar. Ser impulsivo es muchísimo mas que solo tomar decisiones apresuradas. Ser impulsivo significa tener el coraje y la fuerza interior suficiente como para luchar verdaderamente por tus anhelos mas profundos.

Sueños.



Me pregunto si nuestros sueños son alcanzables, si las metas que nos proponeos encontrar existen en algún lugar, me pregunto que tal se sentirá tener en tus labios el sabor a victoria. Es difícil correr tras los sueños, mucho mas cuando soñamos a lo grande, cuando deseamos cosas que en el fondo de nuestro ser sabemos que es poco probable que sucedan. Pero no se trata de cumplir nuestros sueños, se trata de INTENTAR cumplirlos, de correr tras ellos y tratar de alcanzarlos, tal vez no consigamos encontrarlos, pero en la búsqueda podemos encontarr cosas maravillosas que harán que el desgaste valga la pena.  Si deseas fortuna puede que no a consigas, pero corriendo tras ella habras conseguido experiencia, quien busca el amor de cierta persona tal vez no lo logre, pero tratando de ganarlo se dara cuenta que es capaz de arriesgarse a todo por lo que quiere. Quien sueñe volver el tiempo atrás, tal vez no lo consiga, pero aprenderá que es importante aprovechar cada momento.  Sueña, no importa si es imposible, sueña, y corre tras tus sueños, tal vez no lo logres, pero llenaras de sabiduría tu mochila en el camino.

No frenar. Nunca.


Y que si todo se derrumba?
Y que si todo sale mal?
A veces parece que la vida te golpea una vez tras otra sin dar tregua, cuando en realidad quien debe alzar la bandera blanca es uno mismo. Cuando te equivocas, sabes que no debes volver a caer en ese mismo lugar, pero es difícil mirar el obstáculo y saltar lo suficientemente alto. Volvemos a tropezar una y otra vez con la misma piedra , dándonos cuenta que debemos dejar eso atrás, pero no sabiendo como hacerlo. La vida no es solo gris, hay que buscar el arcoíris, hay que correr tras eso que queremos, hay que dejar atrás las cosas que nos perturban, que nos fastidian, o que nos entristecen. En algún lugar del mundo hay algo de esa palabra “felicidad” que tantos nombran, aunque no sea eterna, tan solo por un momento, por una fracción de ella, hay que arriesgarse e intentarlo.

Nunca crean que un amor es imposible.

7.7.13


Nunca crean que un amor es imposible, porque solo si así lo creen lo sera.
Amor, una palabra demasiado compleja, cuatro letras que representan el centro de la vida de todo ser humano.
Luchen por amor, lloren, rían  hagan locuras por amor, porque siempre, por mas tormentas que crucen podrán ver el sol al final del camino. y sera el sol mas hermoso y radiante, porque después de tanto sacrificio podrán valorar su brillo.
Amor hay para todos, no importa la edad ni la condición física. No existen los desafortunados en el amor...
si existen las personas que aun no han aprendido a mirar con el corazón.

Bienvenido a la realidad



Como se hace para seguir cuando la neblina tapa el camino?

Como mirar hacia adelante cuando las sombras invaden la vista?
Como no caer en la obscuridad si somos nosotros mismos los que poco a poco vamos soplando la debil llama de la unica vela que nos queda?
Nadie tiene respuestas, y parece que cuando mas necesitas palabras de aliento es cuando mas peso tiene el silencio. La tristeza hace cegar los ojos y bloquear el cerebro, quitando asi la barrera de proteccion al corazon, debilitando nuestros sentidos y volviendo nuestro universo de un horrible color gris.
Pero… Y si cambiamos de pensamiento?
si nos mentimos para llevar mejor lo que nos pasa?
Que tal si disfrazamos la tristeza con una enorme sonriza forzada?
O mejor aun, porque no pensamos que la tormenta es producto de nuestra imaginacion?
Es asi como creamos la burbuja que nos protege de nosotros mismos, y digo de nosotros mismos porque cada uno tiene el control de su vida, cada quien sabe lo que siente, y TODOS tienen claros sus objetivos.
Solo el dueño de la burbuja tiene el poder de pincharla, es quien debe apostar a mas y hacer lo necesario para salir a adelante y atravesar la tempestad.
Cada uno es dueño de su vida, y tiene el derecho y la obligacion de hacerse cargo de la misma.