"AMAR ES... NO TENER LIMITES" POR ANDREW GREY - FARM #2

22.9.16


  Amar es... no tener limites.
  Farm #2
 Andrew Grey
Ediciones B - Gay romance
240 páginas
Isbn 978-950-15-6170-8


Joey Southerand comparte hogar con Geoff y su pareja, Eli, vive y trabaja en la granja que se ha convertido en su refugio después del accidente de moto que le ha dejado el rostro marcado con cicatrices, y mucha inseguridad. Cuando la tía de Geoff, Mari, les pide que acojan a un músico de la Sinfónica Juvenil Nacional, Joey tiene que recogerle, suponiendo que se disgustará ante su aspecto. Pero Robert Edward Jameson le sorprende: es sociable amigable y ciego, lo que ayuda a calmar los nervios de Joey. Joey y Robbie se hacen inseparables y descubren el inicio de su amor. Pero el verano se acaba y Robbie tiene que volver a su hogar en Mississippi, donde su familia lo sobreprotege. Joey solo puede esperar que Robbie le dé una oportunidad y escape de los límites que han dado forma a su vida. Gracias a la editorial por el ejemplar.
Tengo una extraña relación con lo que voy leyendo de esta saga, altibajos terribles, pero no puedo evitar la emoción y las expectativas para lo que viene en los próximos libros, porque aunque tenga diversas impresiones sobre estos, me cautivan, lo cual es tan sorprendente como interesante. 

Esta es la segunda entrega de la serie, no tenía idea de que esperar y eso resulto ser algo malo y algo bueno al mismo tiempo, porque histérica siempre, chicos. No esperaba absolutamente nada, porque la historia contada en la primera parte no daba pie a posibles hechos futuros, y si bien este libro me gustó bastante más que su antecesor, la historia es muy similar, los sucesos claves son muy parecidos a los de la historia anterior, y aunque esta vez los hechos se desarrollan de otra manera, el conflicto de la trama es prácticamente el mismo.

En la primera entrega de la saga, además de los protagonistas de ese libro, conocimos personajes secundarios con fuerza mínima, y que supongo tendrán su protagonismo en los próximos libros, como fue el caso de Joey, en “Amar es… no tener límites”. Joey tiene algunos pequeños traumas, consecuencias de un accidente en moto, y eso le complica bastante la vida, lo mantiene alejado de las personas con las que no tiene confianza, lo vuelve un ser temeroso y solitario, pero su vida comienza a cambiar rápida y drásticamente en el momento en el que Robbie, un chico ciego que toca el violín como los Dioses se queda como huésped en la granja. Para Robbie, la granja es una puerta inmensa que se abre para él, ya que las personas que allí viven lo tratan con normalidad, y comienza a hacer no solo cosas por sí mismo, sino a involucrarse con la vida como no lo había hecho nunca, entre ello, comienza a enamorarse por primera vez.

La relación entre nuestros protagonistas me gustó mucho más que la del libro anterior, y si bien son muy similares, los personajes son quienes marcan la diferencia. Joey me conquistó desde el primer momento, tiene una personalidad muy transparente y me encanto que supo lo que quería fácilmente, sin dar tantas vueltas. Robbie me resultó aún más interesante, porque a pesar de su condición, no provoca lastima y se nota en todo momento la lucha que lleva por ser simplemente alguien más. Esta vez sí pude conectar perfectamente con los personajes y sus sentimientos, involucrarme en su historia y sentirla muy propia, fue una experiencia que me encantó. Continuando con los personajes, Eli sigue sin caerme del todo bien, no me cierra el cambio que presenta desde el libro anterior, comenzó siendo un pobre chico amish demasiado tímido para convertirse rápidamente en la mamá pollo de todos en la granja. Además de que no me cierra, ese es un aspecto que definitivamente no me gusta. No me gustas, Eli (¿)

"No podras cambiar la forma en la que otros te ven hasta que tú no cambies la forma en la que te ves a tí mismo"

El ritmo de la lectura es más ágil que en su anterior entrega, puesto que la historia se desarrolla más rápido  sin tener que hacer tantas presentaciones como es debido en una parte introductoria. La historia comienza rápidamente y se centra en la trama sin dar vueltas, lo que se gana unos cuantos puntos a favor.
En este caso, también se habla del reconocimiento y la aceptación de los nuevos personajes, que atravesando nuevas experiencias, descubren su verdadera identidad sexual, y necesitan mostrarse al mundo tal cuales son, y así poder ser aceptados. Claro que en una granja donde todos son gays, eso no es un gran problema…

En líneas generales, esta es una muy bonita historia de amor, apasionante y sencilla que sucede rápidamente. Nuestros protagonistas deben tomar decisiones importantes para sus vidas guiándose por lo sentimientos que descubrieron en un periodo de tiempo muy corto pero que la intensidad de los mismos los alienta a elegir. Me gustó más que el libro anterior, todavía no consigue conmoverme o volverme loca, pero tengo muchas esperanzas de los libros venideros. Hasta ahora, son tres estrellas para este libro, y tres estrellas para lo que va de la saga, que estoy segura de que tiene muchísimo más que ofrecer.


"SAPERE AUDE" POR CARE SANTOS - TRILOGÍA DE EBLUS III

20.9.16

Sapere Aude
Trilogía de Elbus III
B de blok - Ediciones B
Isbn 978-84-16075-81-2
320 páginas

Después de conseguir el poder absoluto, Eblus cree haber llegado adonde tanto soñó. Tiene cuanto deseaba, pero ¿qué hay detrás de los sueños cumplidos? Todo comenzará a complicarse cuando descubra que su bien más preciado ha desaparecido y hay alguien dispuesto a discutirle el poder. Alguien a quien conoce, teme… y quizás algo más. ¿Puede el Diablo tener debilidades? ¿Qué se puede desear cuando se tiene todo? Gracias Ediciones B por el ejemplar.





Para arrancar esta reseña voy a hablar de las portadas de los libros, y felicitar la reedición de estas. Son mucho más bonitas que las “originales” y tienen que ver realmente con la historia, lo que es valorable, por supuesto. Este libro es la conclusión de una trilogía en la que encontré de todo y que me fue sorprendiendo en su evolución. No puedo evitar hablar en forma generalizada, porque además de ser el último libro de la trilogía, es también lo que le da el sentido a todo lo anteriormente leído, lo que ata los posibles cabos sueltos y deja un cierre definitivo y contundente a la trama de la historia. Esta es una trilogía diferente, bajo mi humilde punto de vista, puesto que habla sobre el mal de una manera “humanizada” por decirlo de alguna manera. Muestra muy de cerca las debilidades y los sentimientos de un diablo, que aunque no deja de ser un ser oscuro, atraviesa por diferentes etapas que lo hacen experimentar sentimientos cotidianos de los seres humanos, y terminó siendo un protagonista excelente, al que le tome cariño y que me gustó muchísimo.

"El respeto no tiene edad, Máximo. Todo el mundo está obligado a darlo y todos tenemos derecho a recibirlo."

Es complicado hablar de un final de trilogía sin decir ningún spoiler, pero les prometo hacer mi mayor esfuerzo. En esta oportunidad, nos encontramos a Eblus en su mayor esplendor, con toda su fuerza y sus poderes al máximo potencial, pero expuesto a nuevos enemigos,  el más peligroso de ellos, es quien él menos se imagina. Eblus es un personaje entrañable, no encuentro palabras para describir la magia que la autora hizo con este ser tan paranormal y tan terrenal al mismo tiempo, dotado de la suprema inteligencia y tan lleno de anécdotas interesantes que nunca me cansaría de leer sus historias. Otra vez, Eblus se lleva todos los aplausos.

Esta parte de la historia tiene giros muy interesantes y claves para la historia, y que al mismo tiempo, son un condimento imprescindible para quedar atrapado en la lectura, deseando saber más, puesto que llegado un momento, no se sabe que esperar de la historia. El resto de los personajes importantes de la historia, son en esta parte aún más esenciales que en los libros antecesores. Rebecca es otro personaje que me gusta mucho, y que en este libro cobra mucho peso en la balanza de importancias. Natalia siguió sorprendiéndome, pero en este caso se convirtió en algo para mí inimaginable, la detesté, creo que aun la detesto, pero no voy a contarles sobre eso, mejor lo averiguan solos…

La pluma de la autora es magnífica, con una suspicacia muy inteligente que llena de ironía las palabras de Eblus. La lectura en esta ocasión es más ligera que en los libros anteriores, más que nada porque no hay tantos cambios en la cronología de la historia ni descripciones eternas sobre asuntos que en realidad no importan tanto. Esta vez, Care Santos se centra en lo que a todos nos importa, que es el destino de nuestros personajes. El infierno está desordenado desde hace tiempo, y en este libro, la autora lo reacomoda muy rápidamente.

El final me sorprendió bastante, aunque se puede predecir fácilmente el cierre de algunos aspectos de la historia y el fin de algunos personajes, es imposible adivinar el destino de nuestros cuatro personajes principales. Todo fue una sorpresa, me quede muy contenta con el final, aunque le sentí gusto a poco, por momentos esperé algo explosivo e increíble, pero después de terminar el libro me di cuenta de ue este final, es sencillamente el perfecto.
Esta es sin duda una trilogía diferente, una historia innovadora y original dirigida mayormente al público juvenil, pero a la que cualquier tipo de persona, sin distinción de edad, podría adaptarse y disfrutar.

Os daré un consejo, no permitáis que el trabajo os aparte de la vida. Es en la vida donde encontraréis argumentos, no al revés.

Aplausos, mis queridos lectores, aplausos para la autora por tan magnifica historia, aplausos para la editorial por las portadas hermosas, y por supuesto, aplausos al diablo Eblus, que sin duda es un personaje que no voy a olvidar. 


"CRYPTA" POR CARE SANTOS - TRILOGÍA DE EBLUS II

15.9.16

Crypta 
Care Santos
Ediciones B
Isbn 13:9788490693834 
392 páginas


El diablo Eblus no está en su mejor momento. Debe enfrentarse a lo más absurdo, extraño y molesto que le ha ocurrido jamás: se ha enamorado. Y no de cualquiera, sino de una mortal de dieciséis años cuyos sueños de grandeza desafían a los del mismo diablo. Tras un viaje a través del infierno, Eblus tendrá que aceptar que hay cosas que ni siquiera él puede cambiar. Gracias a Ediciones B por el ejemplar. 


Opinión personal:  

¡Hola lectores! Voy a arrancar esta entrada contándoles un poco sobre mi ausencia este último tiempito. ¡Me mudé! Y como en toda mudanza, la vida se me descolocó un poco. Ya me instalé y estoy súper bien, pero recién hoy tengo todas las instalaciones de servicios conectadas correctamente y puedo volver de a poco. En este tiempo aproveché para leer un poco,  terminé la trilogía de Eblus. 

En esta entrada vengo a hablarles sobre “Crypta” La segunda parte de la historia.
Según como se dieron los acontecimientos finales en “El dueño de las sombras”, no esperaba mucho de este libro. Me maginé algo bien centrado en el diablo Eblus, y aunque no me equivoqué en eso, si me equivoqué al pensar que me encontraría con una narrativa aburrida, o muy lejos de lo que se cuenta en el primer libro. Me equivoqué enormemente, el libro en sí nos cuenta con más profundidad la historia de Eblus, sus rivalidades y las cosas que ha hecho en el pasado, pero también nos muestra los cambios que algunos nuevos y molestos sentimientos generan en él

No quiero dar muchos datos porque no sé si podría retener los spoilers, seguro que alguno se me escapa, así que no me voy a explayar mucho más allá de lo que dice la sinopsis. Eblus está pasando el peor de sus momentos. Fue rebajado en su status y necesita recuperar no solo su lugar, sino su personalidad. El diablo se encuentra enamorado, hechizado completamente por Natalia, que está creciendo y se encuentra cara a cara con su gran maestro de la infancia. Eblus tiene que luchar contra el sentimiento más repudiable en el mundo de la oscuridad, que es el amor, y en una misión por recuperar su lugar de ser superior, viaja hasta el centro de la tierra, adentrándose en el fondo del infierno y todo el peligro que eso significa.

La lógica del amor no la entiende nadie, va de aqu´para allá, dando tumbos, como un abejorro. Pero su picadura es la peor, porque idiotza a los más lstos  vuelve blandos a los más fuertes.

Por otra parte, tenemos a Natalia, que a partir de este libro se convierte con un personaje con mucha más fuerza sobre la historia, y que se involucra directamente con la causa, sintiendo una enorme afición por el mal y los seres oscuros. Bernal Y Rebeca también cobran más fuerza, y en este libro conocemos la historia de lo que paso con los tres chicos desde otro punto de vista, podemos atar cabos y sacar conclusiones que son de gran ayuda a la hora de poder continuar con la historia e incorporar nuevos conocimientos.

Uno de los temas más importantes del libro es la rivalidad de Eblus con su mayor enemigo, que tiene gran participación en esta segunda parte. Con esto la autora deja claramente visible la idea de que no hay un bien  un mal, sino una lucha entre el mal y el mal, y que desde los dos polos de este mismo mal, se manejan los hilos del destino de los humanos de la tierra, incluso detrás de los grandes momentos históricos se encuentras una de las caras de esta misma moneda. Me pongo de pie para aplaudir a la autora por ese rabajo sutil y en segundo plano, que me encantó.

La narración está hecha en primera persona, mayormente desde el punto de vista de Eblus, aunque también existen relatos “extraídos” de un blog en el que Natalia contaba lo que sentía y lo que le pasaba. Esto me pareció un condimento muy interesante,  me hubiera gustado quizás un poco más, las cosas contadas desde el punto de vista de Natalia son mucho más exquisitas que las demás, sin ofender a Eblus, por supuesto.

Entonces no podía sospechar que lo que nos estaba ocurriendo era solo la continuación de una historia muy antigua. Que nosotras, mi hermana y yo y por extensión toda nuestra familia, solo éramos las piezas que dos contendientes feroces mueven sobre un tablero de ajedrez inmenso. Que nuestra vida, la vida de todos nosotros, desde hacía generaciones, no era más que el campo de batalla donde unos seres insospechados drimán sus diferencias.

En fin, a pesar de los diferentes aspectos que se encuentran en este libro, todos los laureles se los lleva Eblus, porque demuestra página tras página ser un personaje excesivamente interesante, con muchas historias por contar, una más increíble que la otra.
“Crypta” es más que nada un comienzo. Es el comienzo de la verdadera historia después de una introducción muy detallista que fue “El dueño de las sombras”. Con menos suspenso que en su antecesor, con menos terror, pero con más información, este libro terminó por gustarme más aún que “El dueño de las sombras."

Esta es sin duda una trilogía diferente en muchos de sus aspectos, solo puedo recomendarla porque a mí me encantó, y espero que a ustedes, queridos lectores, también les guste. Si alguno ya leyó este u otro libro de la trilogía, me gustaría conocer su opinión. En estos días voy a estar subiendo la reseña de “Sapere aude” la última parte que también me gustó muchísimo. 

"Creer todo lo que se lee es peligroso"